Marruecos licita cinco parques con 850 MW eólicos

En el horizonte de 2020, Marruecos prevé poder producir un 42% de sus necesidades energéticas a partir de energías renovables (termosolar, eólica, fotovoltaica e hídrica) y reducir así la dependencia del país de las energías fósiles, que importa en su totalidad.

Los cinco parques eólicos licitados constituirán la segunda fase del Plan Eólico marroquí, que actualmente cuenta ya con tres parques construidos (Tánger, Ajenefir y El Aaiún) con capacidad de 200 megavatios, más el mayor parque de todos los previstos, que se prevé esté operativo a fines de este año en Tarfaya, con capacidad de 300 megavatios.

El gobierno marroquí, a través de la Oficina Nacional de Electricidad y Agua potable (ONEE), ha sacado la licitación para la construcción y realización de cinco parques de energía eólica con capacidad total de 850 megavatios y un coste de 1.700 millones de dólares.

Los cinco parques eólicos, que se construirán entre 2016 y 2020, estarán situados en la costa atlántica (Tánger II, Mogador, Tarfaya II y Bujador), a excepción del de Midelt, en las montañas del Gran Atlas.

La ONEE ya ha conseguido compromiso de financiación de unos 560 millones de dólares procedentes del Banco Europeo de Inversiones, el banco alemán KWF, la Unión Europea y el Banco Africano para el Desarrollo.

Marruecos ha lanzado un ambicioso plan de transición hacia las energías renovables con dos pilares, el Plan Eólico y el Plan Solar, este último consistente en cinco plantas repartidas por todo el país y que totalizarán 2.000 megavatios.

Fuente | Evwind